En el presente post terminaremos de hablar de las «entrevistas a expertos/as» a través de algunos de esos tips o consejos prácticos que os servirán para mejorar vuestro manejo de esta técnica.

5. Manejar los tiempos y los silencios

Es importante tener en cuenta que el entrevistado es el protagonista y así debe de sentirse. Hay que dejarle hablar y expresarse con libertad y no temer a los silencios. Muchas veces, tras un silencio o pausa reflexiva, es cuando se termina obteniendo la información más preciada. Intenta no interrumpir el desarrollo de una respuesta con una nueva pregunta y no temas reformular preguntas si estas no son comprendidas.

Deja expresarse al/la entrevistado/a y no temas los silencios

6. Una buena transcripción ahorra tiempo

En ocasiones, llevados por circunstancias apremiantes, no se realizan transcripciones literales de las entrevistas. A pesar de lo que pueda parece, la experiencia nos obliga a recomendar —especialmente si se trata de vuestras primeras entrevistas a expertos/as— que se realice una transcripción lo más literal posible. Aunque se invierta una cierta cantidad de tiempo en realizar las transcripciones, este tiempo se recuperará con creces en el proceso de análisis, ya que lo facilitará sobre manera. Existen algunos programas que pueden facilitar estas tareas de los que hablaremos en posteriores posts.

7. Ser metódico en el análisis

En el caso de las entrevistas a expertos/as, sería importante tratar de realizar varias entrevistas que recojan una diversidad de puntos de vista. Ser metódico en el análisis implica leer, releer y anotar. Es importante identificar y sintetizar los temas y agrupar las partes de las entrevistas. Seleccionar verbatims (citas literales que ilustren las ideas fundamentales) y hacer fichas de las entrevistas donde se resuman las ideas fundamentales. La clave de un buen análisis cualitativo es la sistematicidad, el resto —la tan esperada iluminación que nos permita “entender”— vendrá por sí sola tras cuando el trabajo esté maduro. En posteriores posts, desarrollaremos consejos prácticos dirigidos al análisis de material cualitativo de forma más pormenorizada.

La clave de un buen análisis cualitativo es la sistematicidad

8. El «muestreo estructural» o “no te obsesiones con la representatividad estadística”

Las entrevistas son una técnica cualitativa y, por tanto se inspiran en la “perspectiva cualitativa o estructural”. Que no os suene a chino, lo que esto significa es que nuestro objetivo no es generalizar nuestros resultados, como sería en el caso si realizáramos una encuesta. Lo que buscamos es comprender. Y para comprender, nuestra estrategia de muestreo no debe ser la misma que en las técnicas cuantitativas (la representatividad estadística) sino la conocida como representatividad estructural. La idea fundamental que persigue esta representatividad es la representación de los distintos discursos existentes.

Sin embargo no olvidéis que, en un estudio cualitativo, suele valer más un número limitado pero manejable de entrevistas de calidad que cubran un amplio espectro de discursos que esforzarse en recoger decenas de ellas, con discursos redundantes y que luego sean inabarcables para un análisis. Sed ambiciosos/as, empezad tomando un pequeño trozo de tarta: os sabrá mejor.

Esperando que os haya sido de interés y utilidad nos despedimos hasta nuestro próximo post: “Investigación de mercados para dummies (3). Hoy: 5 consejos prácticos para dominar los «grupos triangulares»”.

¡Seguimos!

 

Uso de cookies

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.

ACEPTAR